martes, 5 de septiembre de 2017

#FDEFEST

El 29 de septiembre tenéis una cita en Espacio Vías con Paté de Pato, Carroña y No Konforme a partir de las 20:00h (apertura de puertas a las 19:00h). 🗓📌

Entradas anticipadas 🎫 por 8€ que podéis adquirir a través de entradium.com (http://entradium.com/es/sites/NjA4OQ==), enviando un correo electrónico con vuestros datos y dónde queréis recogerlas a frente.de.estudiantes.leon@gmail.com 📩 o en la Taberna Bar Cuervo (C/La Sal, 6). El precio en taquilla será de 10€.

viernes, 18 de agosto de 2017

SUS GUERRAS, NUESTROS MUERTOS.

El dolor no debe generar división, sino unirnos en la lucha contra la barbarie fascista de ISIS.

#FuckIsisFuckFascism

lunes, 14 de agosto de 2017

Heather Heyer, asesinada por el fascismo en Charlottesville.

Heather Heyer, Antifascista de 32 años, asesinada ayer por un criminal nazi vinculado al KKK en  #Charlottesviille Virginia, EEUU.

Que no se borre nunca su nombre, ni se abondone su lucha.

DEP.

¡ANTIFASCISTAS SIEMPRE!

miércoles, 9 de agosto de 2017

Hoy se cumplen 75 años del conocido Partido de la Muerte.

Hay acontecimientos deportivos que trascienden a lo político debido a su relevancia en la lucha de clases. Un ejemplo de ello es el partido de fútbol que enfrentó al FC Start y a una de las unidades de aviación del ejército nazi durante la ocupación de Ucrania en plena Segunda Guerra Mundial. Un acontecimiento que nos devuelve a la realidad de hoy en día, cuando la Unión Europea capitalista financia a las organizaciones fascistas para apropiarse nuevamente de Ucrania.

Mucha gente conoce la película futbolera de "Evasión o Victoria", famosa sobretodo por la colaboración de varios futbolistas famosos en ella (como Pelé o Bobby More), pero poca gente conoce que está basada en una historia real, el caso de "El Partido de la Muerte".

El hecho real se remonta a un partido el 9 de Agosto de 1942 en la Ucrania ocupada. Desde 1941, Ucrania había sido devastada por los nazis, matando a miles de trabajadores y trabajadoras y dejando al país en un caos.

Esto afectó también al fútbol, la liga de 1941 no se completó y los jugadores de los diferentes equipos fueron reclutados o tuvieron que vivir refugiados o en pésimas condiciones. Un ejemplo fue el portero del Dinamo de Kiev, Mykola Trusevych, que salió de la indigencia al ser contratado para que limpiara un local de Iosif Kordik, panadero e hincha del Dinamo de origen alemán.

En esta panadería, a través del dueño y de Trusevych, se forjó el FC Start, un equipo formado por antiguos jugadores del Dinamo de Kiev y en menor medida del Lokomotiv. Gracias a la influencia del panadero Kordik, el FC Start pudo jugar varios partidos con guarniciones de soldados. El FC Start pese a tener jugadores subalimentados y con vestimenta precaria, vencieron a todos los equipos con amplia ventaja.

De ellos, el Flakelf, equipo compuesto por soldados de élite de la aviación nazi, pidieron la revancha, siendo fijada el día 9 con un árbitro de la SS. Este partido tuvo fuerte relevancia social: para los ucranianos y las ucranianas era un símbolo de esperanza frente al agresor; para el nazismo un hecho amenazante para la idea de la supremacía aria. Por ello, se amenazó al FC Start de "trágicas consecuencias" si ganaban el partido.

El partido empezó con la negativa del equipo ucraniano a realizar el saludo nazi, tras el pitido inicial ambos equipos empezaron a jugar, y pese al lógico arbitraje en contra el FC Start consiguió una ventaja de 5-3. Con esa ventaja, el defensa Goncharenko regateó hasta la porteria, y solo frente a ella sin portero, se giró y de forma desafiante tiró a la grada. Esto provocó que el árbitro pitara el final antes de los 90 minutos reglamentarios.

Las consecuencias no se hicieron esperar y tras ese partido se convocó otro, donde tras finalizar con otra victoria del FC Start, sus jugadores fueron enviados a diferentes campos de concentración o fusilados. Algunos de ellos sobrevivieron como Goncharenko, pero la mayoría no tuvo tanta suerte.

miércoles, 2 de agosto de 2017

“Estos maricas matan fascistas”: queers contra Estado Islámico.

Las Fuerzas de la Guerrilla Popular Revolucionaria Internacional, grupo anarquista que combate junto a los kurdos en Siria, anunció este lunes la creación de una nueva unidad de combate: el Grupo de Liberación e Insurrección Queer (TQILA, según sus siglas en inglés).

Se trata de un comando integrado por personas de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Queers (LGBTQ) que busca combatir al Estado Islámico. "Estos maricas matan fascistas", se pudo leer en una bandera con la que se fotografiaron los miembros de esta unidad.

"Muchos de nuestros compañeros están dentro de la comunidad LGBTQ", declaró a la revista 'Newsweek' el vocero del TQILA, Heval Rojhilat. "Ya estamos combatiendo en Raqqa", añadió.

Sus componentes decidieron crear este comando al ver "con horror" cómo "las fuerzas fascistas y extremistas atacaban a la comunidad Queer y asesinaban a innumerables miembros" acusándolos de estar "enfermos".

Asimismo, añadieron en su comunicado que "las imágenes de hombres gays arrojados de los tejados y apedreados hasta la muerte por Daesh era algo que no podíamos observar sin hacer nada".